miércoles, 4 de diciembre de 2013

Tips para mantener la ansiedad a raya

- ¿Cuanto falta?
- Falta poco, comete algo...



Existen cientos de libros y miles de artículos que se pueden conseguir por Internet sobre como controlar la ansiedad por comer, si bien este tipo de trastorno psicológico es atribuido al estrés usualmente generado por preocupaciones laborales o personales, y aunque lo ideal sería atacar la causa en vez del síntoma, en el mundo real, casi todos estos escritos se enfoca en consejos - a manera de pañitos de agua tibia - para minimizar los efectos de este mal y muy pocos explican como eliminar la raíz del problema. Ya que mi profesión no es la psicología, no puedo ponerme filosófica en relación a este tema, pero si puedo comentar acerca de esos consejos, y difundir aquellos que pienso podrían funcionar:

1.- Beber agua saborizada: los médicos recomiendan tomar entre 2 y 3 litros de agua por día, pero siendo honestos es posible que ni ellos mismos cumplan con esa recomendación. Para facilitar esa tarea algunos sugieren sustituir el agua pura (mineral o de grifo) por infusiones o aguas saborizadas, ya que hay estudios que demuestran que la mayoría prefiere consumir agua con sabor, no solo porque resulta más agradable, sino porque además causa cierta sensación de saciedad que no se produce al beber agua común. Claro que no es muy saludable consumir todo el tiempo agua saborizada, al menos no de las que se fabrican a nivel industrial, ya que contienen químicos y un considerable contenido de sodio que a la larga puede ser perjudicial, así que hay que buscar alternativas más naturales, como por ejemplo: 

  • té verde (sin azúcar), 
  • agua de avena, 
  • infusión de concha de piña, de naranja o de parchita,  
  • jugo de arándanos (sin azucar) diluido en agua de Jamaica, 
  • agua aromatizada con cítricos (limón, naranja, mandarina, toronja), 
  • infusión de tilo, manzanilla o valeriana (preferiblemente tomar de noche).

2.- Distraer la mente con un reto: ocupar nuestro pensamiento en algo que nos resulte interesante y que requiera esfuerzo o concentración es una de las mejores estrategias a la hora de calmar la ansiedad, puede ser algo tan simple como dedicar 10 minutos al día para resolver un crucigrama (sodoku si prefiere los números), aprender otro idioma, jugar ajedrez contra la computadora, leer sobre algo que nos mantenga interesados (novelas de suspenso, acción comedia o cualquier otro genero "que no produzca sueño"), y si se es más aplicado se puede intentar escribir un diario, un libro o administrar un blog (cosa que a mi me ha funcionado bien estas ultimas semanas).

3.- Salir a pasear al perro: este consejo se aplica tanto para quienes tienen un perro como para los que no, puesto que la idea es simplemente levantarse de la silla (o de la cama) e ir a caminar por la cuadra y si tiene suerte por alguna área verde que le sea accesible, solo o acompañado lo importante es disfrutar el paseo.

4.- Estimular los sentidos: dado que comer es un placer, y que es el sentido del gusto el que refleja ese placer, es preciso hallar un sustituto que produzca la misma sensación a partir de los otros sentidos, una buena forma de hacer esto sería tomar un baño con agua tibia en un ambiente escasamente iluminado, previamente perfumado con esencias y armonizado con la música que más nos guste, si no se disponen de las condiciones para tal hazaña, siempre se puede recurrir al sexo como fuente de placer.

5.- Relajación profesional: consiste en aprender técnicas de meditación o practicar disciplinas orientadas a equilibrar los campos energéticos del cuerpo (Yoga, Tai Chi, Reiki, etc), que de una u otra forma nos ayudan a sanar el cuerpo, el espíritu y la mente al mismo tiempo.

Espero que estos tips sean de gran utilidad y sirvan para mantener el horizonte a la vista en este largo camino.

Saludos,
Anam Cara.

Publicar un comentario