martes, 28 de enero de 2014

Aún en la vía...

No importa cuantas veces te caigas, sino cuantas te levantes.



Estos últimos 2 meses fueron como subir una colina rocosa con los pies descalzos y sin agua para beber. Pero como bien dice el dicho "todo lo que sube baja", poco a poco las cosas se han ido solventando y gracias a Dios, aún me mantengo en pie de lucha y con animo de seguir andando. No tengo mucho tiempo para plasmar en estas lineas todo aquello que me ha sucedido, pero basta con resumir que Nada es imposible cuando la motivación es el amor propio.
Publicar un comentario